Ventajas de celebrar tu boda en verano

Return to all
Ventajas de celebrar tu boda en verano

El verano es, tradicionalmente, la estación de los eventos nupciales. Los motivos son muchos y variados: desde el buen tiempo hasta el atuendo, más colorido y vistoso. Esto último válido no solo para los invitados, sino también para los novios. Lo que no cambia es el protocolo, que es el mismo que durante el resto de año, aunque quizás el ambiente es más desenfadado, permitiendo todo tipo de ideas originales a lo largo de toda la jornada. Una boda en verano es un acierto seguro. A continuación, detallamos varias peculiaridaes que la convierten en un día mágico.

Al aire libre

Ideas hay para todos los gustos. Puede ser en la playa, en el campo o en una zona ajardinada. Y todo ello gracias a un clima que favorece los exteriores. Ahora bien, conviene pensar en la posibilidad de un día excesivamente caluroso e incluso lluvioso. Para ello nada mejor que disponer de carpas, un recurso a tener en cuenta.

Invitados con looks frescos

Si has sido invitado a una boda de verano, la propuesta perfecta es escoger un vestuario que combine la frescura con la elegancia. Para ellas, últimamente ha triunfado la idea del mono largo. Es una alternativa perfecta para ir cómoda y a la última, y si a ello le sumas los tonos veraniegos… el look es ideal. Sin duda los reyes de las bodas son los vestidos de corte largo, sin importar la estación. También es una opción más que acertada el apostar por un vestido corto. Sea cual sea tu look, escoge uno elegante y con colorido que cuadre en las noches veraniegas. Esto último es válido para ellos, que apostarán por darle color a las corbatas y pajaritas, contraste a los pañuelos e incluso a los zapatos y calcetines.

Menú adaptado

Del mismo modo que la decoración es más colorida y que el look de invitados es más relajado, el banquete no es una excepción. Cada vez hay más que apuestan por un dispendio tipo bufet, y por adecuar el menú para que sea más frugal. Dependiendo de donde celebráis vuestro enlace, deberéis tener en cuenta si existen lugares sombreados en los que poder distribuir a los invitados. Pensemos en el típico día de verano y el calor como hilo conductor.

El ansiado viaje

En muchas empresas es común cerrar unas semanas en verano, al mismo tiempo que es habitual cogerse vacaciones durante la época estival. Así que, si a las vacaciones se añaden los 15 días de permiso… podréis disfrutar de una luna de miel más larga. Otra ventaja más a tener en cuenta como colofón de una boda de verano inolvidable.

Esperamos que estos consejos os ayuden a elegir la mejor fecha para vuestra boda. En Marisol Catering & Eventos somos especialistas en la celebración de banquetes de boda, si necesitáis ayuda podéis poneros en contacto con nosotros, os atenderemos encantados en el teléfono  948 836 052 ó en el correo info@restaurantemarisol.com