Ceremonia civil, un guión abierto para tu boda

Return to all
Ceremonia civil boda Pamplona Navarra

Cada vez es mayor la tendencia a celebrar ceremonia civil en los nuevos matrimonios, según las estadísticas más recientes cerca de un 70% de las bodas son civiles. Además, hay parejas que optan por hacerlo de forma oficial un día (ante el juez, notario, alcalde…) y luego lo celebran más pomposamente en otro momento con familiares y amigos. Sea cual sea el camino escogido, la ceremonia de boda tiene el valor sentimental necesario para convertirse en uno de los momentos más especiales en vuestra vida sentimental.

¿Cuál es el primer paso para celebrar una ceremonia civil? Antes de nada, es necesario hacer la tramitación del expediente matrimonial. Para llevarla a cabo, hay que acudir a una delegación del registro civil y solicitar cita para el inicio del trámite.

¿Quién os casará? Aquellas personas habilitadas para ello, nos referimos a los jueces del Registro Civil, el alcalde del municipio en donde se celebre el matrimonio, el concejal delegado para esa función, un notario y, como curiosidad, si optáis por casaros en un barco, el capitán o comandante del mismo. Es ante todos estos profesionales cuando se da consentimiento del matrimonio. En ese momento el enlace se hace oficial.

¿En qué lugar? Podéis elegir hacerlo en el Juzgado o el Ayuntamiento y no necesitaréis recurrir a otro momento o lugar para la ceremonia. También hay parejas que prefieren firmar un día y celebrar una ceremonia en otra fecha diferente. Para ello algunos optan por espacios acogedores como un restaurante para bodas, un hotel o su propia casa, y otros se decantan por espacios más señoriales como palacios, castillos o edificios singulares. Hay quien prefiere un paraje natural, de hecho, la playa es el sueño de muchos novios.

En ese caso será importante elegir quién va a ser el maestro de ceremonias. Se va a ocupar de una parte muy importante de vuestra boda así que es importante que tengáis buena sintonía. Puede ser un familiar, amigo… y para la elección deberéis fijaros en si está acostumbrado a hablar en público o tiene cierto desparpajo. Al ser una persona de vuestra confianza, podéis consensuar lo que va a decir o bien dejarlo a su buen hacer.

En general la organización de una boda civil no es difícil, pero requiere de mucha atención a los detalles ya que deberéis coordinar todo. Pero esto os permite personalizar mucho el momento, de tal manera que podéis salpicarlo de vuestra música favorita, una poesía, un texto que sea importante para vosotros, una anécdota divertida… Para terminar, eso sí, que no falte el tradicional beso. ¡Y que vivan los novios!

Esperamos que este artículo os ayude a resolver vuestras dudas sobre las ceremonias de boda civiles. Si necesitáis asesoramiento o tenéis cualquier duda sobre el banquete de boda, podéis poneros en contacto con nosotros sin compromiso, os atenderemos encantados en el teléfono  948 836 052 ó en el correo info@restaurantemarisol.com